BIENVENIDOS A SU DANZOTECA 3

Su amigo, DanzoneroX, les da una cordial bienvenida a este nuevo espacio alternativo donde pondré el historial de documentos, textos y materiales relacionados con el danzón y sus circunstancias. Cualquier aportación será bien recibida.

viernes, 5 de abril de 2013

PIRATERÍA DE PAREJAS ENTRE GRUPOS DANZONEROS…FALACIA GENERALIZADA

PIRATERÍA DE PAREJAS ENTRE GRUPOS DANZONEROS…FALACIA GENERALIZADA

Por Enrique Guerrero  “Aspirante Eterno”
(Extracto del Boletín "Danzón Club" No. 36, Febrero, 2013)

Saludos amigos danzoneros
     Este tema espinoso y patético, es bastante generalizado entre los grupos danzoneros, ya que intervienen en su aparición, criterios muy subjetivos, en donde la percepción mental de quienes se retiran de un grupo para participar en otro, hacen aparecer en su inconsciente el fenómeno de DISONANCIA COGNITIVA que según la psicología es un mecanismo de defensa mental del ser humano para justificar un acto de deslealtad hacia una comunidad o el hecho de hacer una acción inmoral que hagan sentir una caída en su autoestima, según me explicó una psicóloga de la U. A. Q.  La deserción de parejas bailadoras de un grupo para integrarse a otro, al que conocemos como “piratería”, en lo particular lo considero, que es una simple acción de cambio que la naturaleza humana nos pide, ya que constantemente estamos en busca de nuevos criterios, diferentes perspectivas de un mismo tema, en este caso el de bailar, sentir y escuchar Danzón, o también puede ser la de salir de la rutina o dejar la monotonía en que se siente sumergido en la cotidianeidad que siente existía en el grupo en donde  participó, en fin que son un cúmulo de actitudes infinitas a los que recurre que le permitan justificar su acción a quien sufre el síndrome de Disonancia para no dañar su percepción de moralidad propia. Esto es tan natural y muy similar a la migración de personas de un país a otro, que abandonan sus raíces, su familia, su cultura y una enorme cantidad de condiciones que le han forjado su identidad, sin embargo las necesidades de un cambio le hacen minimizar todo ello para encontrar las condiciones que satisfice sus deseos.

     Para cualquier director de grupo, el que una sola pareja le abandone  para participar en otro, es una tragedia, caen en un acto de desagarrarse las vestiduras y de inmediato se hacen juicios acerca de la mínima ética de esas parejas, de lo inmoral de la acción, de la deslealtad de sus personas, y por supuesto lastima el que lo que creímos una relación de amistad muy cercana a la familiaridad que se había creado con el tiempo en donde se compartieron favores los desechen, sin embargo, nunca nos preguntamos acerca de las verdaderas causas que le hicieron tomar esa determinación, no hacemos una introspectiva de cuanto cooperamos para que lo hicieran, además no aceptamos que esto de participar bailando en un grupo no es un contrato inalienable, y que su estancia en él, solo es un simple acto de entretenimiento, de terapia para romper con la rutina de la vida y que la participación de las parejas es totalmente consensual, sin cimientos familiares, sin ninguna obligación ni jurídica ni moral.

     Este fenómeno de migración es un acto normal de la naturaleza de los seres vivos, y solamente entre los humanos lo consideramos como un hecho de DESLEALTAD, ya que tenemos una fuerte necesidad de PERTENENCIA, y por la misma cuestión gregaria que es inherente a nuestra misma naturaleza, más si lo analizamos serenamente no tiene porqué perturbarnos éste hecho a quienes estamos al frente de un grupo de baile ya que muchos habremos hecho lo mismo antes de iniciar nuestra propia agrupación y que pensamos que cuando tuvimos los suficientes elementos y conocimientos para enseñar a otros a bailar, aunque sea imitando lo que se nos enseñó en el grupo en donde nos iniciamos, sentimos que podemos ser “maestros”, algunos buscando mayores conocimientos de la música que de manera tan especial tiene el Danzón  que lo hace un generador de pasiones tormentosas.

     El concepto de disonancia cognitiva, hace referencia a la tensión o desarmonía interna del sistema de ideas, creencias y emociones (cogniciones) que percibe una persona al mantener al mismo tiempo dos pensamientos que están en conflicto, o por un comportamiento que entra en conflicto con sus creencias. Es decir, el término se refiere a la percepción de incompatibilidad de dos cogniciones simultáneas, todo lo cual puede impactar sobre sus acciones.El concepto fue formulado por primera vez en 1957 por el psicólogo estadounidense Leon Festinger en su obra A theory of cognitive dissonance.[] La teoría de Festinger plantea que al producirse esa incongruencia o disonancia de manera muy apreciable, la persona se ve automáticamente motivada para esforzarse en generar ideas y creencias nuevas para reducir la tensión hasta conseguir que el conjunto de sus ideas y actitudes encajen entre sí, constituyendo una cierta coherencia interna. La manera en que se produce la reducción de la disonancia puede tomar distintos caminos o formas. Una muy notable es un cambio de actitud o de ideas ante la realidad. Así que ni sentirnos agredidos ni menospreciados por quienes algún día nos reconocían como sus instructores o maestros, y de pronto cambiaron su percepción.

No hay comentarios:

INSCRIPCION A LA ASOCIACION MEXICANA DE DANZONERO

Se ha producido un error en este gadget.
Loading...