BIENVENIDOS A SU DANZOTECA 3

Su amigo, DanzoneroX, les da una cordial bienvenida a este nuevo espacio alternativo donde pondré el historial de documentos, textos y materiales relacionados con el danzón y sus circunstancias. Cualquier aportación será bien recibida.

viernes, 5 de abril de 2013

DIRECTORES DE GRUPOS DANZONEROS… ¿PRACTICAN EL CANIBALISMO?


DIRECTORES DE GRUPOS DANZONEROS… ¿PRACTICAN EL CANIBALISMO?
Por Enrique Guerrero  “Aspirante Eterno”
(Extracto del Boletín "Danzón Club" No. 38 (Abril, 2013)

   Hola amigos, nuevamente me ganó el impulso de plasmar por escrito la reflexión que surgió del comentario del Sr. Carlos Aguilar, director del grupo de Danzón de Jalisco, con respecto al artículo nombrado “Piratería entre grupos…….Falacia generalizada” que realizó su servidor y fue publicado en el Boletín Danzonero del mes de Febrero del 2013 que produce mi estimado amigo Luis Pérez “Simpson” y en respuesta a este, publica la respuesta en donde el Sr Aguilar, piensa que este traslape de parejas o bailadores dentro de los grupos de baile de Danzón, no se da tanto por efectos de hartazgo o de búsqueda de cambios o nuevas ideas del concepto del baile de Danzón, sino que  al menos en su localidad, en su mayoría se hacen por el uso de convencimiento de los bailadores a espaldas del director e intrigas, desprestigiando al dirigente en donde están activando, presentándolos como ineptos, aún cuando ellos mismos también se formaron como “maestros” en la impronta, también prometiéndoles presentaciones más frecuentes, en mejores espacios, instrucción mejorada, novedades en las figuras, y en fin, como dice el sr Aguilar, “seduciéndolos”. Honestamente no estoy de acuerdo con ésta visión, ya que la mayoría de los integrantes somos adultos, con un criterio conformado por el paso de los años, y con una buena capacidad de análisis que es difícil que esto suceda, tal vez con sus excepciones, claro está.

Por otra parte, estas parejas que han cambiado de rumbo, llevan en su mente una mecanización de la forma de bailar Danzón que se ha interiorizado y le es sumamente difícil borrarle de golpe, de tal manera que debe de pasar por varios días o semanas de condicionamiento con su nuevo instructor, al principio sufrirá o se sentirá confuso, ya que desde el nombre de las figuras cambia, pero muy dentro de él se ha creado una duda acerca de cuál es lo correcto, si lo que aprendió antes o lo que ahora le enseñan, y eso los hace que sean inseguros y faltos de actitud para disfrutar de la música y compenetrarse  con el cuerpo y sus movimientos, así que pronto pasan a ser parte de la masa de Danzoneros que solamente se ajustan a bailar Rutinas pues es lo que han mecanizado por lo que solo danzones con cierto parecido a la estructura musical de la  rutina aprendida pueden en cierta  forma manejar.

Es también muy evidente la presencia en las diferentes muestras  de Danzón  de verdaderos Piratas de  la Creatividad, que se les distinguen por buscar posiciones en primera fila  o lo más cercano a los foros, y por traer la videocámara en la mano buscando figuras novedosas, entradas espectaculares, así como las mismas terminaciones para después de estudiarles una y  otra vez hasta que logran comprenderla, luego de incorporarlas en su repertorio como propias, lo que causa un fuerte disgusto en su creador, pero que se puede hacer con ellos, que de manera fácil y sin un principio de honestidad no le dan el crédito a quien la conformó gracias a su ingenio, perseverancia, facilidad o preparación musical y danzaría para coordinar el compás de la música con el lenguaje corporal.

Tornando al punto toral del, “Canibalismo”,  que se realiza entre directores y los integrantes de la casi totalidad de  grupos es una práctica muy humana, ya que el entramado socio-cultural en que estamos inmersos desde nuestro nacimiento nos condiciona, ya que vivimos bajo un sistema social de constante competencia y nadie que baila por exhibirse podrá aceptar de buena gana que quien está a nuestro lado lo hace mejor que nosotros, y buscamos minimizar el hecho buscando fallas y  además usando la burla para ridiculizar lo que hagan. En la antropología social se estudia mucho este aspecto que se le llama “Ansiedad de gratificación” en donde es el baile que muchos lo toman como elemento de trascendencia como sucedáneo de no haber tenido una realización personal en lo cultural, o en lo económico. Gracias por su atención.

Abril del 2013

INSCRIPCION A LA ASOCIACION MEXICANA DE DANZONERO

Se ha producido un error en este gadget.
Loading...