BIENVENIDOS A SU DANZOTECA 3

Su amigo, DanzoneroX, les da una cordial bienvenida a este nuevo espacio alternativo donde pondré el historial de documentos, textos y materiales relacionados con el danzón y sus circunstancias. Cualquier aportación será bien recibida.

viernes, 12 de febrero de 2010

UN SOLO DANZÓN... DOS VISIONES

Recibido: 2 de Abril, 2008
UN SOLO DANZÓN…………….. DOS VISIONES

Mientras hacía la escueta investigación acerca de los CONCURSOS y Campeonatos de Bailes estuve consultando una revista muy popular llamada Contenido fechada de los año 70s en que se mencionaba someramente la existencia de los diversos Salones de Baile en el Distrito Federal, y relatan un poco de la historia de las Danzoneras, de algunos bailadores y bailadoras de leyenda, hace mención de algunos de los ganadores de estos eventos de baile, a veces de resistencia, por su duración maratónica, en donde ese era el parámetro a medir, aún y cuando se pedía a los participantes el vestir y ejecutar con elegancia su pieza de baile (cuestiones puramente conceptuales) puesto que se menciona que quienes más atraían las miradas del público eran las parejas que bailaban el danzón con mayor concuspicencia, empero se calificaba la ejecución en tiempo musical, así como los remates y salidas, otra de las fuentes consultadas fue Times Life de los años 60s que también le dedicó unas páginas al Danzón, en donde someramente habla de los Concursos, acerca de la clase socioeconómica de los asiduos bailadores, de los lugares que se construyeron para el baile y su asombrosa proliferación en la ciudad de México, todas estas lecturas me remitieron a lo escrito por Don Jesús Flores y Escalante y su obra Imágenes del Danzón Iconografía del Danzón en México en donde me encuentro con que su servidor y el autor, tenemos diferentes visiones acerca del Danzón y sus circunstancias. Por supuesto que la mía es propiamente del Danzón contemporáneo, en el que me involucré en el año 1999 y hasta la actualidad en que los diversos grupos danzoneros de la república tratamos de difundir entre las nuevas generaciones y las no tan nuevas, mientras que la visión del Danzón del Sr. Flores y Escalante es tan diferente, más no por ello no es auténtica, ya que las vivencias de él mismo junto con la galería de excelentes piezas fotográficas de los bailadores de esos tiempos, que su obra contiene, confirman la veracidad de su personal perspectiva.

En primer lugar debo de exponer el porqué de la diferencia de percepciones del Danzón. La expresión dentro de la sociedad del D. F. y las costas del golfo de México en los albores de su popularización, manifiesta Don Jesús, es que el Danzón se bailaba entre la gente proletaria, como son los estibadores de los puertos en su mayoría, de Veracruz, Mérida, Tampico y Tabasco, mientras que en la ciudad de México se enseñorea en una barriada llamada San Miguel, que cunde después entre la población Quintopatiera de las diversa vecindades de Tepito, la Lagunilla y la Colonia Morelos, y todo ello lo hace que sea un baile de “Rompe y Rasga” expresión muy usada por este personaje, además de la de “chancludos” y empleados de oficina y dependientes de tiendas llamados rotos en sus diversas categorías, por usar ropa de segunda mano. Así que en su muy singular concepto me parece que le es chocante la idea de la evolución que del Danzón y sus circunstancias que los actuales bailadores tenemos y hacemos. Para fundamentar un poco este concepto les remito el siguiente párrafo de su libro y puedan tener mayores elementos de juicio:

”Y, pese a todas estas circunstancia, el Danzonerísimo Nereidas siguió y sigue siendo el Danzón que deslindó una época, un estilo y particularmente una forma de baile de estilo mexicano y arrabalero por excelencia, aunque hoy muchos trasnochados puristas quieran convertirlo en algo “digno”, sin mácula exento de sus vivencialidades prostibularias, cabareteras, congaleras y vecinderas, cuando que lo prohibido, lo sensual lo erótico y lo lascivo son características propias de su permanencia. Por lo menos uno no se puede imaginar a las hermanas de la caridad chancleteando el Danzón Nereidas en una pista de salón de baile o de noctambulario cabaretucho. Desde otro ángulo, también muchos esnobistas supuestos defensores del Danzón, lo manosean comercialmente con ciertos tintes intelectualoides, acomodándolo dentro de un seudo movimiento de “Bailes Finos de Salón”, cuando que por simple sentido común (ni lógica cabe) se sabe que ni el tango, el fox-trot y mucho menos el Danzón pertenecen a bailes refinados(ni en el aspecto danzario ni en lo social)o finos ya que todos ellos nacieron al abrigo de lupanares, trasnochadas, bulines, lunfardos rioplatenses y caló mexicalpense propios de gandallas y padrotes: magia prostibularia de canallitas y descarados que desde su llegada a Veracruz y al barrio de San Miguel, en la ciudad de México, desde finales el siglos pasado lo han consentido como parte esencial de sus existencias, por lo general escuálidas y anónimas pero no ajenas a su connotación sexual que lo ha perpetuado por ya más de un siglo, fenómeno que solo el Danzón y el tango han permitido, debido a su extraordinaria fuerza erótica, en ocasiones cargada de prohibiciones amatorias que suelen aflorar tan solo al bailarlos,”

Todo este cúmulo de conceptos son verídicos, ya que el entorno social, político y económico de esos tiempos, así lo concebía, pues la mayoría de bailadores y bailadoras tal vez tenían esa motivación de encontrar un espacio en donde pudieran por lo menos sentirse deseadas, o como una forma de ganarse la vida sin llegar al acto de la relación sexual, pues por eso tenían una tarifa que cobraban por medio de la famosa ficha a cambio de sufrir los restregones en su cuerpo de parte del varón que las solicitaba para bailar. En resumen esa es la Visión de Don Jesús Flores y Escalante y me parece que de todos sus contemporáneos por los comentarios que emiten cuando de danzón actual se trata, como se evidencia en el siguiente extracto de un verso o décima de un famoso poeta jarocho llamado Alberto Margarito Salas Montiel el cual reproduzco aquí:

COMO SE BAILÓ EL DANZÓN
El danzón tengo entendido
Sin temerle a una queja
Debe bailarse ceñido
El cuerpo de la pareja

Porque no le encuentro chiste
El bailarlo separado
Porque de bailarlo así
Mejor me quedo parado.

Es evidente la connotación erótica que emite este fragmento del poema, y el rechazo a la inclusión del Danzón abierto que actualmente se ha hecho parte esencial del baile entre todos los bailadores de la República Mexicana en que siguiendo normas no escritas, se ejecuta bajo los cánones de no abrir ni en la primera parte, ni en la segunda, solamente en el montuno, con sus excepciones. Y continuando con su visión de los efectos de la evolución del Danzón, el autor hace una profecía:

“Ver o tratar de analizar el Danzón desde otra perspectiva emocional o social, es errar el concepto de la vitalidad original dada por sus únicos propietarios: los bailadores, quienes lo han impregnado con su característica manera de ser y por lo tanto con su indumentaria, su personalidad y con la liturgia propia del ambiente danzonario. Por ello, cuando se habla de una posible “liberación” de lo banal y popular, se esta provocando a grandes pasos su ya inminente extinción, aunque por otro lado, se piense también que los niños puedan mantenerlo vigente por muchos años más con solo endilgarles coreografías y poses que jamás lograrán comprender, puesto que el danzón desde sus inicios ha sido exclusivamente producto de la espontaneidad y el desparpajo de los propios bailadores. Por lo que surge la pregunta: ¿Cuántos años de vida le quedan a este género danzario popular sin la intervención artificial del culteranismo?.

Mi visión personal del Danzón y sus circunstancias actuales, de manera definitiva es antagónica con lo escrito en esencia por este señorón de la Historia del Danzón, empero bajo otras circunstancias y que la evolución no ha soslayado, y los actuales bailadores le están dando sus particulares contribuciones en este nuevo milenio.

Atentamente
Aspirante eterno
Enrique Guerrero Rivera

P.D. dedicado a mi estimado amigo a quien recuerdo con mucha calidez, pues cuando nos conocimos fue este uno de los temas que más nos acercó, al Eterno Aprendiz Roberto Acosta.

No hay comentarios:

INSCRIPCION A LA ASOCIACION MEXICANA DE DANZONERO

Se ha producido un error en este gadget.
Loading...